CRC Pozuelo Rugby

La mayor escuela de Rugby de Pozuelo de Alarcón

El viento y el frío se han instalado en el Polideportivo ‘Valle de las Cañas’ de Pozuelo de Alarcón. Al menos este sábado parecían elementos que siempre han estado allí, que forman parte de un paisaje que, en realidad y por fortuna, es otro bien distinto. Si hay un lugar agradable para jugar al rugby es este.

El marcador con el que ha terminado el partido que enfrentaba al equipo senior femenino del PRU y a Jabatas Móstoles R.C. (22 – 25) lo dice todo. A estas alturas de la temporada un tropezón como este puede causar problemas en la tabla de clasificación y, lo que es peor, en el ánimo de las jugadoras. Porque, además, fue un tropezón tan inesperado como irremediable. El equipo, sobre todo durante la segunda parte, no supo atacar con un criterio claro y no pudo rentabilizar una defensa que es lo poco que se salvó del partido (más o menos efectiva si las jugadoras se organizaban, se colocaban y mantenían la calma).La tabla se ha convertido en un campo de minas y en la última jornada se jugarán los tres equipos que se encuentran en cabeza las tres posiciones altas de esa clasificación. Las chicas del PRU están obligadas a ganar si quieren esquivar un primer partido de la siguiente fase (las dos primeras quedan exentas de jugar la primera eliminatoria).

Ha destacado Tess Merrill que se estrenaba hoy con el PRU y lo ha hecho ensayando.

El equipo femenino del PRU debe encontrar soluciones para que el balón circule con velocidad de lado a lado del campo. Las jugadoras están obligadas a entender que el equipo se resiente si el juego individual se hace protagonista. Y el tiempo ya no da margen al error por lo que se necesita un cambio radical en la plantilla para que el final del campeonato no se convierta en un problema irresoluble. Este mal partido ha de servir para la reflexión y para, si es necesario, dejar atrás todo aquello que ya no sirve o que resulta incómodo. Ya sabemos eso del borrón y la cuenta nueva.

¡Vamos Piratas!

G. Ramírez

Foto: @jagudo