CRC Pozuelo Rugby

La mayor escuela de Rugby de Pozuelo de Alarcón

Arquitectura C, 44 – CRC C, 17

Con un tiempo de perros fuimos hasta el ensanche de Vallecas a estrenar el nuevo campo de Las Leonas (que es fantástico, todo sea dicho) con ilusión, a pesar de la epidemia de lesiones y ausencias que llevamos en las últimas semanas.

El marcador final de 44-17 a favor de Arquitectura no dejó lugar a dudas: fue una paliza. Desde el principio, Arquitectura tomó el control del juego y solo en contados momentos fuimos capaces de oponer resistencia seria o crear algún peligro.

Arquitectura juega mucho a dar topetazos cerca de los puntos de encuentro, y en solo dos minutos ya encajamos el ensayo del Chino, que aglutinaba el juego de ataque suyo. A los 9 minutos nos enchufan otro más. No estamos consiguiendo siquiera pasar de medio campo. Por fin, en el minuto 17 encadenamos tres pases aceptables seguidos y nuestro Carlos Muñoz consigue marcar. 10-7. Bueno, quizá hay partido.

Pero no. Nuestra defensa es sólida como un castillo de naipes en el vendaval que no deja de soplar, y en el minuto 24 el árbitro concede ensayo de castigo al Arquitectura, lo que aumenta la desesperación en nuestras filas y nos deja en inferioridad numérica, que se suma a la ausencia de Diego ‘Tormenta’, que desde el minuto 12 está fuera del campo por un golpe en un hombro.

Pese a todo, en esta segunda mitad de la primera parte conseguimos mantener nuestro marcador sin cambios, aunque sin llegar a crear peligro en ningún momento.

Los buenos consejos de Simón nos duran 10 minutos escasos. Por un placaje alto volvemos a quedarnos en inferioridad. Aguantamos unos minutos, pero al poco tiempo parece que, como decía Kique, estemos anestesiados en defensa y recibimos tres ensayos seguidos. Un desmoronamiento total, sangrante. 34-7 en el marcador.

En momentos puntuales parece que somos capaces de recobrar algo de presencia de ánimo y conseguimos alguna jugada buena, como la que en el minuto 64 culmina Jorge tras recorrer todo el campo de una banda a otra con una jugada colectiva.

Pero para una cosa que hacemos un poco bien, hacemos muchas muy mal. El Arquitectura nos devuelve dos ensayos casi seguidos. Horrible falta de consistencia por nuestra parte, un desfile de desastres. De lo poco bueno de este partido es nuestro arreón final, que termina Beto ensayando en el min 76.

Muchas gracias a los tres sub23 que tuvieron la amabilidad de acercarse (Carlos, Higuero y Arnáiz), porque dieron una lección del pundonor que nos faltó a los demás.

En fin, lo positivo de esta situación es que solo podemos ir a mejor en los tres partidos que nos quedan de esta segunda fase. Tenemos ahora dos semanas para recuperar a los lesionados y para hacer un ejercicio de preparación mental para encarar el próximo partido, contra el difícil San Isidro y en nuestra casa, con una actitud adecuada.

Pato