CRC Pozuelo Rugby

La mayor escuela de Rugby de Pozuelo de Alarcón

Última jornada de la primera parte del campeonato y nueva victoria del equipo senior femenino del PRU. Así se cumple uno de los primeros objetivos marcados para la temporada que no es otro que acabar en primera posición de la tabla. El primer tramo de escaleras acaba y, a partir de ahora, comienza lo difícil, esa parte de la competición que ya no acepta fallos ni sorpresas, esa parte en la que el entrenamiento semanal debe ser excelente para que los resultados acompañen y no se conviertan en una losa insoportable de arrastrar. Las mujeres que juegan en este equipo ya saben que no pueden quedarse con lo conseguido hasta ahora y que el final de la aventura está lejos.

El éxito llegará con el ascenso a DHB (cualquier otra cosa no lo será) y esa es el asa a la que tienen que agarrarse las jugadoras del PRU Senior femenino, ha de ser esa motivación tan necesaria para alcanzar objetivos. Y es que para ser lo que necesitas ser sólo hay un camino: trabajar, repetir, trabajar, repetir, insistir, sufrir, comprometerse, repetir, trabajar, insistir, ganar, ganar, ganar, sufrir…

Del partido que se jugó el sábado 13 de enero en el Polideportivo «Valle de las Cañas» se pueden decir muchas cosas que van de lo ilusionante a lo anecdótico, de lo desfavorable o lo divertido.

El marcador, 56 – 26, dice mucho de lo que fue el encuentro ya que Soliss Águilas de Toledo C.R.T. ha sido el equipo que más tantos ha endosado al PRU femenino. El equipo toledano cuenta con una delantera poderosa, correosa, trabajadora e incómoda; se podría decir que todo el equipo está formado por delanteras, dada la fortaleza de las jugadoras, y que el rugby que practica ese grupo es tan anacrónico como efectivo. En ataque buscan el pase corto para que el ‘pick and go’ se convierta en una pesadilla para la defensa contraria. La delantera toledana mueve muchos quilos en la melé y logran hacer sufrir a la contraria. Un rugby de antes que aún existe y hace mucho daño al rival. Y el equipo femenino del PRU entendió bien el problema aunque sólo a ratos. En cuanto el balón se movió con rapidez de lado a lado, toda la ventaja de esa delantera tan poderosa empequeñecía. Por eso el marcador refleja ese 56 -26. Durante el tiempo en el que la lectura que hicieron las jugadoras se limitaba a entradas para topar con la defensa toledana, la incertidumbre era inquietante.

Dicho esto, hay que señalar que el juego del PRU fue de menos a más gracias a la circulación del balón. Sólo si las jugadoras pasan con rapidez el balón, sólo si las jugadoras dejan de esconder el balón de forma inútil buscando logros individuales, sólo si las tres cuartos entienden que pisar interiores y encontrarse con la delantera rival es un movimiento fallido, sólo si los ‘rucks’ se limpian con decisión, el juego se convierte en un disfrute para ellas mismas y para la grada. El equipo femenino del PRU puede jugar muy bien al rugby, pero si fallan los básicos se complica todo.

Excelente el ensayo conseguido por Cristina Herrero ‘Cris’. Rapidez, decisión, cintura e inteligencia, para dejar atrás a medio equipo contrario. Muy bien Camino Sotomayor (que cumplía 18 años) con sus dos ensayos y su facilidad para abrir huecos en la defensa contraria. Más precisión en el pase finalizador y evitar movimientos hacia el interior puede convertir a Camino en una jugadora fundamental allá donde juegue. Anielska Mailet Torres ‘Ani’ se manejó bien en ataque aunque falló con las patadas a palos; Anielska es una jugadora rápida y valiente que funciona como un abrelatas en ataque y que culmina mucho mejor sin apurar la jugada individual. Es de gran ayuda para el equipo.

En la delantera, hay que destacar a Gimena Ramírez ‘G’ (tal vez el alias cambie a partir de ahora y pase a ser ‘Tyson’ o ‘Legrá’; ya veremos). Partido muy completo aunque empañado por una expulsión temporal debido a un gesto poco acertado. Pagaba con esa sanción su falta de experiencia en la categoría. Nada que no se pueda arreglar con el paso del tiempo. Lo mejor que se le puede decir a una jugadora tan joven es que los errores se deben asumir como propios, se debe aprender de ellos y, justo en ese momento, se tienen que olvidar para que no se conviertan en una carga innecesaria. Paula García de Mora ‘Rastas’ se enfrentó sin complejos y sin miedo a la delantera toledana y cumplió más que de sobra con lo esperado. Esta jugadora es otro pilar fundamental en el equipo.

Carlota Meliz acabó lesionada tras un lance del juego y habrá que esperar a conocer el diagnóstico médico para saber qué alcance tendrá este episodio. Ojalá sea solo un golpe.

Las opciones están intactas y el objetivo sigue siendo el mismo, exactamente el mismo. Para conseguir subir a DHB es necesario trabajar para lograr jugar tal y como las jugadoras saben que pueden llegar a hacerlo. Me gusta pensar en la frase de Pablo Picasso que decía que ‘la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando’… o limpiando un ‘ruck’ o empujando en una melé o corriendo para sortear a la defensa contraria camino del ensayo definitivo.

G. Ramírez

Foto: @socjagudo