CRC Pozuelo Rugby

La mayor escuela de Rugby de Pozuelo de Alarcón

El pasado 9 de enero, nos vimos abrumados por la borrasca “Filomena” la cual llegó a Madrid con una fuerza inesperada.

Si pensábamos que el 2020 había sido movido, el 2021 nos daba la bienvenida con un temporal que cubría por completo la capital y nos hacía sacar nuestras ropas mas abrigadas.

En ese fin de semana, se tenían que disputar varios partidos en la capital, entre ellos el de nuestro primer equipo frente al Jaén, el cual obviamente tuvo que verse aplazado. La semana siguiente nos hizo improvisar todo tipo de herramientas que se asemejaran a una pala para poder quitar la nieve de las calles.

Las tareas de limpieza eran complicadas, las instalaciones del Valle de las Cañas se cubrieron de nieve y el acceso a ellas para poder seguir con nuestras actividades lo hacían difícil. Teníamos dos opciones, o esperar o ponernos manos a la obra, por eso no nos lo pensamos dos veces; había que arrimar el hombro.

Todo aquel que fuera mayor de 18 años, tuviera dos manos y ganas de ayudar, era bienvenido.

Nos dividimos en grupos y ¡manos a la obra! En rugby no se nos caen los anillos a la hora de ayudar, y esta ocasión no iba a ser menos.

Gracias a la maquinaria del Ayuntamiento de Pozuelo con la que nos abría paso, podíamos trabajar con la pala y así poco a poco volver a ver el verde del campo de Rugby de nuestro querido Valle. Trabajando mano a mano con nuestros vecinos y amigos del Olímpico siempre es más fácil, y así poder volver cuanto antes a disfrutar de este deporte que tanto queremos.

Siempre hemos sido conscientes que tener una familia es importante, y en casos como estos es visible cuando te ayudan sin pensarlo dos veces.

No importó si eres Presidente, si eres madre o padre, si has jugado unos Juegos Olímpicos o si eres jugador o jugadora; a la hora de sumar, todos somos uno en esta familia que es el CRC Pozuelo. Por ello, queremos dar las gracias a los que pudisteis aportar vuestro grano de arena este sábado. Somos un Gran Club. ¡Gracias!

Por último, queremos agradecer la ayuda que tuvimos por parte de «AEDAS Homes» y «Montegancedo Pozuelo», los cuales ayudaron a las labores de limpieza del campo con el alquiler de varias máquinas que agilizaron las tareas.

En momentos como estos, es de ser agradecido tener a gente que nos ayuda y cuida de nosotros. ¡Gracias!