CRC Pozuelo Rugby

La mayor escuela de Rugby de Pozuelo de Alarcón

Acaba la segunda fase de la liga autonómica (1ª regional) con el equipo senior femenino del PRU en cabeza de la tabla. Jabatas Móstoles R.C., que ganaban a Soliss Águilas de Toledo C.R.T. (38 – 24), terminan en segundo lugar. A partir de ahora, comienzan las eliminatorias a partido único que llevarán a uno de los equipos madrileños a jugar la fase de ascenso a DHB, que no es otra cosa que el objetivo del PRU. Terminar en primer lugar era uno de los hitos que figuraban en la agenda del equipo y, felizmente, se ha conseguido con enorme esfuerzo.

El día invitaba a jugar un buen partido. Sol, temperatura agradable, nada de viento. Y, sobre todo, un ánimo extraordinario que envolvía ya el calentamiento del equipo. El resultado final refleja lo que ha sido un partido muy competido de resultado incierto hasta última hora (22 -19).

La primera parte del partido, sin que el equipo jugara mal, fue lenta, el balón se movió con mayor morosidad y algunos pases eran imposibles ya que salían de situaciones muy forzadas; los placajes que realizaron las jugadoras del PRU, incomprensiblemente, mucho más altos de lo normal, tuvieron un protagonismo excesivo (un placaje alto suele ocurrir cuando el jugador llega tarde defendiendo y esto dice mucho de lo que estaba pasando en el terreno de juego), y los movimientos tácticos se resolvieron de forma más irregular que en el segundo tiempo. Tal vez se acusó el cambio de posiciones de algunas jugadoras que no encontraban su sitio durante los minutos iniciales. También es verdad que las jugadoras pelearon con ímpetu cada balón y que los problemas que se arrastran desde hace tiempo se habían amortiguado en buena medida.

La segunda parte sirvió para que el equipo senior femenino del PRU hiciera una demostración de cómo hay que presionar en defensa. Impecables las delanteras. Las jugadoras no daban un balón por perdido, trataban de ‘pescar’ cualquier balón (el árbitro estuvo especialmente riguroso en general y en ese capítulo en particular) y se mantuvieron ordenadas hasta el final del partido. En ataque, el balón circuló de lado a lado y eso fue definitivo. Si bien es cierto que C.R. Majadahonda puso las cosas difíciles, no hubo sensación de inseguridad en el campo hasta el final del partido que estuvo muy comprometido por un marcador en contra que amenazaba sin piedad. En esta segunda parte quedaba claro otra cosa muy importante: no siempre la experiencia es la clave de la victoria. Si circula el balón y se defiende tan bien como lo hicieron las ‘piratas’ el resto de problemas se convierten en menores.

Defendiendo de esta forma es muy difícil perder un partido. Y si se ataca con el balón pasando de mano en mano a la velocidad que lo hizo en alguna jugada el equipo contrario se encuentra con un problema casi irresoluble.

Ahora sí, comienza lo difícil y lo fascinante. Ahora sí, el equipo no puede fallar. Ahora sí, ha llegado la hora de la verdad.

¡Vamos Piratas!

G. Ramírez