CRC Pozuelo Rugby

La mayor escuela de Rugby de Pozuelo de Alarcón

El partido aplazado de la quinta jornada se terminó jugando el pasado día 21 de diciembre, contra un rival extraordinario, VRAC Quesos Entrepinares, que está colocado en la segunda plaza de la tabla clasificatoria; dejando un regusto, extraordinario también, a pesar del resultado.

En la Ciudad Deportiva ‘Valle de las Cañas’ el equipo senior masculino del Pozuelo Rugby Unión (PRU) jugó muy bien y estuvo plantando cara al equipo vallisoletano sin complejos y con ansia de victoria. El marcador contrario al PRU (13 – 24) podría ser bien distinto puesto que fueron pequeños detalles los que inclinaron la balanza hacia el lado de los visitantes.

El partido fue intenso, bonito, limpio y muy disputado. El marcador se apretaba por momentos aunque más tarde un ensayo o un golpe distanciaban al VRAC Quesos Entrepinares. Y así hasta el final. La delantera del PRU estuvo muy seria y peleó cada balón hasta el límite. Es una pena que no se cargase más el juego en esa competencia de delanteras puesto que los jugadores de Pozuelo ganaron la partida a los vallisoletanos. Muy bien en la melé, en el ruck, percutiendo… Es verdad que los jugadores del VRAC apretaron e hicieron su trabajo, pero las dificultades con las que se encontraron fueron importantes y será raro que otro equipo se lo ponga más difícil; tal vez igual de complicado sí, pero más difícil no. Hay que señalar de forma especial el trabajo de Felipe Helman, Marcelo Marina y Liviu Florentin Fertu, tres jugadores que dejaron claro que la primera línea de este equipo es solvente y poderosa.

Todos los tantos los consiguió otro ‘cheque en blanco’ del PRU. Johann Eschenbach con un ensayo y su correspondiente conversión, y dos patadas de castigo, sumó los 13 puntos del PRU. Este jugador vertebra el juego del equipo de principio a fin, resulta infalible con el pie, y aporta una enorme seguridad a sus compañeros. En el juego abierto arrastra defensas, mueve el balón con astucia y es capaz de finalizar la jugada en la línea de ensayo.

Baltazar Taibo fue su jugador espejo en el equipo contrario lanzando a palos (tres conversiones y una patada de castigo).

Otro de los jugadores que destacaron sobre un equipo bien asentado y con trazas de poder salir de la parte baja de la tabla, es Diego Periel . Excelente jugador. Rápido, decidido, inteligente y dispuesto a luchar cada balón.

La delantera del PRU estuvo a una altura importante. Y esto significa que las posibilidades de terminar el campeonato en la zona media de la tabla no es ninguna entelequia. El dibujo táctico es coherente y acertado, los jugadores están mejorando su forma física y demuestran que se sienten más cómodos en el terreno de juego a medida que avanza la competición. Todo se va consolidando y los buenos resultados irán llegando necesariamente.

¡Vamos Piratas!

G. Ramirez