CRC Pozuelo Rugby

La mayor escuela de Rugby de Pozuelo de Alarcón

DHB 06/03/22

Valle de las Cañas, Pozuelo

SOLO, siete días (con sus siete noches) pasados desde el castigo sufrido, más nuevamente DOBLEGADO, allá…en los Campos de Fadura (Getxo), regresamos a nuestro Valle, a casa, sin apenas tiempo para otra cosa que no sea comprobar los vendajes de los Compañeros en aras de una pronta recuperación. Si algo va quedando cristalino, en esta innovada fase , es la importancia de fondo de armario…. y volver a ajustarse las cotas para “confraternizar”, esta vez, con los chicos de Emilio (lastima no coincidir, pues me quedé con ganas de preguntarle por sus experiencias junto al ”Chalo”), y su San Cugat (ese pequeño Dragón qué, tras el XV de Hortaleza, ostenta el mayor número de fichas Federativas de España).

El partido, tal y cómo dejaba caer Noel en su entrevista durante la previa, pintaba bien y se preveía fatal, cual caramelo envenenado…

Y para muestra…., minuto 1, Josep saca una Touch en 30 de campo propio, Moraira la acomoda para que los de Ripoll formen el reagrupamiento y, recordemos, desde 30 propia,  y lleven reculando durante 40 metros al equipo madrileño, al qué, para evitar males mayores, no le quedó otra que hundir irregularmente el agrupamiento.

Resultado…, golpe, Mathis la pega y 0-3 (MINUTO 3) provocando que las palabras de Carrión empezaran a materializarse.

Pero nada más lejos de lo qué los chicos traían en el guión, Santi la puso en juego y Pozuelo imprimió, durante 5 eternos minutos para los de Ripoll, un ritmo rayando el avasallamiento, sin cejar en su empuje hasta que Twisty posó, con lo qué, con la conversión de Ortega, ponía por delante a los locales.

A partir de ahí, Pozuelo se dejó llevar, reencontrando sensaciones,  gustándose,  poniendo tierra de por medio mediante un 28-8 (cómo picó ese Try en el 40 de Hedly, aunque, cierto que no podía ser otro) cuando Montoya templó Gaytas concediendo un descanso.

Pues siguiendo el guión “aparente”, Telmo recibió el kick–off con el que Pablo daba comienzo, con la venia de Montoya, a la reanudación, iniciando una jugada coral de los Madrileños que permitió ver una perla más (la 3 ª) de Momo,el prodigio de Michael Ende personificado, uffff…vaya cambios de  ritmo, vaya visión del espacio…

Ambos Staff tiraron de libreta, buscando con sus impactos, unos dar aire y pizarra y otros no bajarse del autobús prematuramente.

Diez minutos duró la estadística, DIEZ (si llegó).

Incomprensiblemente, Pozuelo volteó el partido y con ello el marcador.

POZUELO sí, los nuestros, los de casa, pues aunque los capitaneados por Ocampo intentaban, en todo momento, mantenerle la cara al partido, en las filas madrileñas se produjo tal falta de tensión y concentración que volteó el partido.

Por favor, que alguien me pellizque.

Con un cómodo 37-8 se desató la Tempestad en el juego Madrileño, provocando qué San Cugat, personificando al mismísimo Caliban, pegara hasta 4 vueltas de tuerca (materializadas con marcas) sacando los colores a los de casa y quitándoles el tan ansiado bonus ofensivo con un ensayo con intercepción en 5 propia de Facu…

Aún así y por reseñar una de las dos cosas positivas de esta mañana dominical, es de Ley recalcar, NUEVAMENTE, el coraje y pundonor de este equipo…

Dignos herederos de Leónidas nunca le pierden la cara a la situación, nunca,

La otra cosa positiva, consecuente de la primera, fue el Try de Alex sobre la bocina, recuperando así el bonus qué bien puede valer un billete para seguir en la brega.

Pozuelo RU 54 – 34 RC Sant Cugat

Enhorabuena, 4 DE 4, recapacitar…, si, hacer acto de constricción…, unos cuantos, descansar…POR FAVOR.

Taquicardias aparte, no puedo negarles la sonrisa que cada domingo me marcan estos chicos viéndoles construir algo juntos.

Miguel Ángel Tamayo