CRC Pozuelo Rugby

La mayor escuela de Rugby de Pozuelo de Alarcón

El otoño ya se ha instalado casi por completo en Madrid. Y el frío se acomoda en cada rincón, en cada sombra, sobre las copas de los árboles que parecen pixelar el cielo al moverse al son del viento. El otoño convierte la provincia de Madrid en el lugar en el que se mezclan los colores más bonitos e imposibles. Mejor escenario para jugar al rugby es difícil de imaginar.

El equipo femenino de Pozuelo Rugby Unión necesitaba una victoria más para afianzar su posición de privilegio en la tabla de clasificación. Las consciencias de las jugadoras funcionan como las de cualquier deportista y ver el nombre de su equipo en primer lugar aporta confianza y seguridad. Y la visita de Ingenieros Industriales (equipo que llega de la DHB) era una excelente oportunidad para demostrar que el potencial del equipo no es un espejismo y que las posibilidades de hacer una primera vuelta excelente ya comienza a parecer una certeza. Una victoria más era el acicate necesario. Y un marcador abultado ayuda a que el efecto se logre con rotundidad: 76 – 0

Salvo durante diez minutos de la primera parte, el equipo femenino de Pozuelo Rugby Unión ha disfrutado de una enorme superioridad. Y esos diez minutos difíciles han sido causados más por una defensa más floja de lo habitual por parte de las chicas del PRU que por un ataque rompedor del equipo contrario. El PRU ha atacado haciendo estragos y ha defendido con contundencia y seguridad. A estas alturas de la competición ya se puede decir que el equipo de Pozuelo es el equipo a batir sin lugar a dudas.

El equipo ha jugado muy bien. Sin fisuras y con algunas aristas que persisten (algún despiste posicional, alguna debilidad defensiva, algún pase alocado…) aunque se van difuminado poco a poco. Elisa-Bety Alungulese ha sido una de las jugadoras más desequilibrantes del equipo. Entrando fuerte y decidida, peleando cada balón; ha comenzado más discreta aunque a medida que pasaban los minutos su juego se ha consolidado y la robustez de cada movimiento ponía en jaque a la defensa de Ingenieros Industriales. Poco a poco, esta jugadora está acumulando una confianza en sí misma que le construye como un valor seguro. Por otra parte, Vitoria Granda Ramos ha jugado un partido completísimo. Pases excelentes (en el tercer ensayo del equipo uno de esos pases fue decisivo), fortaleza en el contacto, colocación precisa sobre el terreno de juego. Otra jugadora que desprende entusiasmo por los cuatro costados y está centradísima al jugar.

En la parte negativa, hay que destacar la lesión de Mary Stabb que parece sufrir un fuerte esguince de rodilla. Una pena ya que el nivel de esta jugadora es enorme y su aportación al equipo un privilegio.

El frío campa a sus anchas por la provincia de Madrid. Y el horizonte que siguen dibujando las chicas del PRU se perfila ya como un escenario tan difícil de conseguir como deseado. Próxima parada Móstoles. Será el próximo día 12 de noviembre.

¡Vamos Piratas!

G. Ramirez