CRC Pozuelo Rugby

La mayor escuela de Rugby de Pozuelo de Alarcón

Queridos integrantes de la familia CRC Pozuelo:

Llega la Navidad, y por desgracia, no podemos juntarnos para celebrarla como merece.

La evolución de la pandemia nos hace ser precavidos y nos hace tomar la triste decisión de evitar nuestras tradicionales reuniones por estas fechas. Y lo peor: es que es por segunda vez.

Y aunque esto nos está marcando nuestras vidas, la parte deportiva sigue activa, con las consabidas restricciones pero activa, lo cual es una muy buena noticia.

Empezamos el año completamente parados, sin competición, pero no sin entrenos gracias al buen hacer de los responsables logísticos del Club que fueron capaces de conseguir instalaciones donde seguir practicando. ¡Un diez por ellos!

Posteriormente se levantaron estas dificultades y se volvieron a tener partidos y a realizar una temporada corta pero intensa. El primer equipo masculino hizo una campaña espléndida llegando a semifinales donde se perdió por poco, pero suficiente, para quedarnos a las puertas de tan deseado ascenso. Las chicas compitieron, y muy bien, en Donosti, aunque sin llegar a conseguir el ascenso a DHB femenina. Los demás equipos y escuela si pudieron practicar, pero en torneos mermados por las bajas de los Clubes a los mismos. Por cierto, aprovecho para felicitar a todos aquellos deportistas que subieron videos a las redes entrenando en sus casas y practicando sus habilidades. ¡¡Fueron Geniales!!

Y llegamos a esta nueva temporada, con una perspectiva sanitaria muy alentadora. Casi, casi, viviendo una situación “normal”.

En este curso se ha empezado con más energía, si cabe, que en los anteriores. Parece que hay muchas ganas, ansía diría yo, por retomar el contacto con ese caprichoso balón El número de fichas aumenta y la plantilla técnica crece tanto en cantidad como en calidad. Cordial bienvenida a los nuevos colaboradores que se adscriben a este gran proyecto.

Es el momento de darnos la enhorabuena por los triunfos de miembros del Club en competiciones internacionales. Miki y sus chicos, flamantes campeones de Europa sub-20, así como a los que están de manera muy habitual en las filas de los equipos nacionales de seven y en las selecciones de Madrid.

También agradecer el esfuerzo de todos los padres y madres, jugadores, técnicos, socios y directivos, que dan lo mejor de ellos para hacer este Club más grande de lo que ya es.

Y ya es Navidad, es época de recuerdos, de felicitaciones y de buenos deseos. Y es, por tanto, que haré, como siempre, dos brindis:

Uno, por los que ya no están con nosotros, año tras año vemos su sitio vacío y más les añoramos. Brindamos muy fuerte, con toda nuestra energía por ellos.

También por todos aquellos que están lejos de sus familiares a los cuales echaran de menos. Deseamos que se reencuentren pronto. Les enviamos un fuerte abrazo.

Y dos, brindo por todos vosotros deseando que el año que viene nos traiga la desaparición de este virus tan dañino y nos traiga grandes éxitos deportivos y personales.

Cuidaros mucho.

Un fuerte abrazo a toda esta gran familia.

Fernando Cantalapiedra