CRC Pozuelo Rugby

La mayor escuela de Rugby de Pozuelo de Alarcón

Por Nerea Dasilva

Quedó así oficialmente inaugurada la liga del 2021 para las chicas del Pozuelo Rugby Union, una liga que se ha hecho muy de rogar debido a las circunstancias tan inusuales que nos han rodeado el último año, y que era ya más esperada que nunca.

Amanecía frío el último día de febrero en el Valle de las Cañas, donde nos esperaban las que ya fueron nuestro primer rival de pretemporada: las Águilas de Toledo. Y aunque las ganas eran muchas, está claro que no siempre lo pueden todo.

Las toledanas se estrenaban pronto en el marcador, al filo del minuto dos de partido, cuando en un error defensivo conseguían un ensayo transformado que marcaba el 0-7 inicial.

Pero no dejamos que ese error inicial nos hiciese venirnos abajo. Seguimos peleando, y nuestra Pat nos daba el primer ensayo en el minuto quince, dejando el marcador en un 5-7 que las Águilas ampliaban a un 5-10 después de un golpe de castigo que su 10 decidía tirar a palos. Aún así, eso no impedía que Pat, de nuevo, ensayase en el minuto treinta y dos, ensayo que transformaba Gema dejando el marcador en el descanso en 12-10 a nuestro favor.

Sin embargo, el cansancio y los errores hicieron mella en nosotras. A los siete minutos de comenzar la segunda parte, las de Toledo nos encajaban un nuevo ensayo transformado y no pudimos reponernos. Peleamos hasta el final, con varias melés muy cerca de la línea de ensayo y buenas touch, pero avanzábamos y placábamos menos, y no fuimos capaces de impedir dos nuevos ensayos de las Águilas en los últimos quince minutos de partido, que se iban a casa victoriosas con un 12-27. 

Perder nunca es plato de buen gusto, pero los errores hay que reconocerlos, y aunque ayer jugamos para darlo todo; no pudimos conseguir inaugurar la liga con una victoria. Lo bueno de todo esto es que queda mucha temporada por delante: tenemos equipo, jugadoras, entrenadores y, sobre todo, mucha fuerza que dejar en el campo.