CRC Pozuelo Rugby

La mayor escuela de Rugby de Pozuelo de Alarcón

 EL CANTIZAL, LAS ROZAS – 16.10.21

Por Miguel Angel Tamayo

            Se hizo largo, muy largo.., pero ya estamos aquí de nuevo, COMPITIENDO….y de qué manera.

         Primer “Cruce de Navajas” y vaya cruce, máxime en este nuevo formato de cuadrar las tres zonas de DHB tras las primera vuelta.

         A lo nuestro, salió cruz y sopla el viento en el Cantizal.

         Al lío, desde el inicio el partido ofreció lo qué alentaba…, una batalla en el pack y no me refiero al de Faletoau, Vunipola o Kieran Read no, regresemos a ese pack de barro y sangre, de cinta aislante en las orejas y finalgon en las sienes.

         Tras el pitido inicial de Pedro “disfrutamos” de 25´de espectáculo Romano.

         Tanto Matias como González (qué aun estaba buscando su sitio), dieron por bueno el dicho de qué  “mejor que llore tu Madre a qué llore la mía”, así que, viendo qué los balones en la línea parecían higos chungos, lanzaron a sus delanteras como si de Hoplitas se tratara.

         Y, leches…, qué maravilla…

         Wana a lo suyo, amagando, buscando el intervalo, percutiendo bajo.., bueno, como si estuviera en el patio de su casa, muy listo, como siempre supo leer esa adolescencia de la ¾ visitante buscando, con el apoyo de Roger, el espacio entre González y Lobejon qué Ortega miraba de reojo.

         Llegados ahí, llegamos a ese minuto 24 donde tras soportar 7 minutos de presión (algo discordante) junto a nuestra 22, Nico percute siendo placado al entrar en nuestra 22, sin liberar tocando su rodilla el terreno, se levanta, ante la queja infructuosa  y equivocada de la defensa (ya qué provoca una falta de atención a la jugada), se saca un maravilloso off-load para que Orellana rompa y bese la cal.

         Bueno, para esto se levanta uno, no?.

         El Try picó, mucho, tanto qué en 13 minutos Sotomayor (calladito cómo siempre) y el chaval qué miraba de reojo, subieron 13 dígitos al marcador, 13.

         Y Pedro nos mandó al túnel…., ufff, no vino mal.

         La segunda mitad varió el terreno de juego.

         Por detrás y despacito el Staff del POZUELO movió ficha e introdujo a Arnau y a Lerin, los cuales,, tras unas jugadas iniciales…, “de tanteo”, aportaron una intensidad ofensiva en abierto qué, apoyando al enorme trabajo realizado hasta el momento por el pack produjo un desequilibrio sobre el campo, obligando a qué Indus diera dos pasos atrás para lamerse las heridas y pensar.

         Y, aquí estamos.

         Minuto 15 de la reanudación, minuto en el qué Stephen decidió cerrar filas, pues viendo qué la línea de Pozuelo empezaba a ser más problema qué su Pack, el cual le venía quitando el bocadillo en el recreo desde el minuto 3, opto jugarse la de la pérfida Albión…

         Mira tú qué le salió bien y Riva posó en el 55, estableciendo un 21 a 19 local y abriendo una incertidumbre en el POZUELO incrementada por la transformación del Golpe de mi amigo Gardner, elevándoles a un 24-19 a diez minutos de la ducha.

         10 minutos, balón al aire y Guayta le pone nombre a ese PANZER en lo qué se transforman esos ocho jugadores.

         Increíble la recepción de Arnau en la cal de 22, así como el posterior regalo de Gardner, se notaban los nervios pues este, ESTE, era el partido qué marcaría el escenario futuro.

         Minuto 36, Arnau…., Arnau será el próximo “Hombre del Saco” de las Rozas, rompe desde la 22 propia pues no queda tiempo…, Guayta limpia cómo si no hubiera un mañana y Lerín ve el hueco y la abre para que Samu aparezca y corte el viento…, 50 metros…, entrando en 22 contraria y provocando un TSUNAMI en la defensa Industrial.

         Tras 8 fases de impacto desde 15 lideradas por Benja y Colo, Lerin vio el hueco, abrió y Ortega (ORTEGA) plantó…, más el Referee lo anuló y no hay más que hablar.

         Y, así nos vimos, minuto 39, dos abajo y recibiendo (Jose te quiero), pero, recibimos y a Santi se le cruza el rojo con el negro y se juega un Drop desde el centro del campo.

         Obviamente, con resultado…, digamos no fructífero.

         La fortuna (cómo llaman algunos al trabajo constante), a falta de 1 minuto, nos otorga qué el balón salga por línea de marca, obligando a Indus a dropar de 22.

         Angelet y Sotomayor “El Incombustible” abren la fijación de Colo tras la heroica percusión de Gonzalez, mientras que Pedro mira su reloj.

         Entrando en la 22 con el primer bloque y, se nos cae el balón.

         Melé Ingeniera en su 22 con 2 minutos de juego y 2 puntos de colchón.

         A alguien le sobra un Corazón?

         Ganada la melé, Wayne saca el cañón y la pone en la 22 que no querríamos…

         A partir de aquí…., todo es armonía.

         Arnau se marca un Campese en nuestra 22, SI, SI, DESDE LA 22…, le sale el bote Cisneros rompiendo la línea de defensa y plantándose en línea de 30 contraria.

         Lerín calma los tiempos apoyándose en Narvaez y Marín, fijando dos impactos para qué Santi fije por fuera a su marca y rompa el intervalo entrando prácticamente en la 22 contraria, pero se nos hace de noche…

         Avant, mele para Indus y Wayne…, pues eso, 50 metros para atrás y a volver a empezar.

         Se abre jugada desde Rivero qué le llega a Wayne a 50 metros y, este, de manera sorprendente, nos devuelve el favor en forma de Drop…fallido y recibido por ORTEGA, que inicia una contra a falta de 40 segundos.

         40 segundos de trabajo, trabajo y trabajo de cal a cal que provocan el fallo buscado de Indus, el fallo qué supone ese golpe a 24 metros centrado que el POZUELO, personificado en su MVP ORTEGA, transforma llevándose un partido por pundonor.

         Enorgullece ganar el primer partido de la temporada por
CORAJE, máxime contra un GRAN Y DURO RIVAL.