CRC Pozuelo Rugby

La mayor escuela de Rugby de Pozuelo de Alarcón

15 Mayo 2022 – Valle de las Cañas – Final de ascenso a DH

ORGULLO, ORGULLO de Familia, del qué sangra por el compañero de banco, con una sonrisa, pues nunca concibió otra manera de afrontar la vida.

Con todo en contra, todo, empezando por  la cadencia adquirida desde el inicio de la extremadamente exigente ELITE (buscando el fallo muscular), la lesiones, la lesiones y las lesiones, el agotamiento físico, la inseguridad mental sobre el devenir, la poca fortuna en el sorteo, las lesiones, los fallos Administrativos en la asignación de SB sobre Jugadores clave, las lesiones, el desgaste, las Touchs, Dios esas Touchs, la falta de luz al final del túnel, la falta de 3 en 1 en la bisagra, el viento en la pierna de Santi, las lesiones…

Y pese a todo eso, pese a ese desliz de Facu a los 30 “, volvió a sonar.

Volvió esa cadencia, ese juego fluido, esa sonrisa de Liviu, ese colmillo de Colo (NO DESCASARÁS NUNCA Y LO SABES), esa profundidad en el empuje del pack.

VOLVIO ESA DEFENSA ESPARTANA.

VOLVIO ESA BISAGRA SOÑADA.

Y LO QUE VOLVIO…

Nos trajo un Twisti más maduro, más templado, más peligroso al eje, un coleccionista de puertas, al que le bastaron poco más de 5´para ejecutar a la perfección lo que Yunque, mimetizado en Nathan el “Susurrador de Sueños”, llevaba 7 días inoculando en su almohada…

VOLVIMOS.

Y llámenme loco, romántico, imbécil, lo qué sea.., pero durante 80 minutos goce tal que un “rorro” de pantalones cortos en el Amalfitani.

Y quién mejor para conducir esto que Santoro al silbato.

45 jugadores dejándolo todo, disfrutando cómo sólo los que nos hemos visto ahí podemos comprender.

Belenos empezó sabiendo lo qué se le venía, pues Artime era sobrado conocedor de que no iban a aguantar por mucho tiempo el empuje de ese pack arrollador de Pozuelo.

Y huyendo por la trasera se encontró con la tela de araña de Salazar, pues hoy las Touchs fueron nuestras (GRAN TRABAJO).

Pero Ariste (Oh, Capitán, mi Capitán) sacó la corneta y los de Paraná (qué les darán allí de comer¡¡) acudieron a la brega, a todo o nada…

Silbato, agua, hablarte…

Uffff, yo tuve que frotarme los ojos a costa del luminoso (27-8).

Así como de poder seguir disfrutando (un poco más) de la MEJOR PRIMERA LINEA DE DIVISION DE HONOR ESPAÑOLA (con todos mis respetos).

A los 4 minutos de la reanudación y pese al titánico esfuerzo de nuestro antiguo CAUpañero Tsotne, Pozuelo dejo cristalino el devenir de las melés futuras (con patines).

Aún así, Belenos se sacudió o al menos lo intentó, el mal sueño, posando con Abdalá sin transformación en el 21 de la segunda y observando de reojo el tembleque en el labio de los de Yunque.

Nada más lejos de la realidad, hoy no.

TRES MINUTOS bastaron para que,  tras las arenga de Telmo durante la NO transformación avilesina, Pozuelo ejecutara a la perfección una jugada a la mano, espoleada por la recién incorporación de Albariñas, partido impecable, CHAPO, encumbrando a los de Villa de Mayo.

Y de ahí al final nadie se guardó nada, conscientes de que las fuerzas fallaron hace un par de meses, conscientes de qué cada segundo de hoy podía valer 80 minutos en Pucela la próxima temporada…

González y Cian vieron banco antes de tiempo y eso dio aire atrás a los Madrileños, aspecto que aprovecharon para fijar filas y que Santi enfilara, una vez más, a la gran H.

¡WOW!

Un partido excelso, tanto en la Pizarra como en el verde.

Un derroche y una entrega incólume.

Un resultado para SOÑAR.

¡NOS GUARDEN UN CACHOPO!

Por Miguel Ángel Tamayo