CRC Pozuelo Rugby

La mayor escuela de Rugby de Pozuelo de Alarcón

13/02/2022

Campo San Román, Santander

 Y, sin más preámbulos, les presentamos a “la ansiada e innovadora” 2ª vuelta de nuestra DHB, bienvenidos al grupo ELITE, formado tras un sorteo qué nos salió cruz, pues nos lleva a la casa de todos los cocos del grupo, aspecto qué estos, sin duda, aprovecharan o lo intentarán.

Lo dicho, la agradecida bolita nos llevó a la primera parada de nuestro imparable ascenso a DH, Santander, preciosa Ciudad, hogar del Mazabi Independiente y de su, “oreado”, campo de San Román.

Tanto los de Mozimán como los de Yunque eran sabedores de la importancia del primer partido en estas tesituras, por lo que, tras finalizar las cortesías por parte de Susperregui, Jaba la pegó y EOLO nos dejó bien claro su papel en el día de hoy.

El partido empezaba con los tanteos previos de la ocasión, con cruces de patadas más defensivas y de tarjeta de visita qué otra cosa, Bisontes contra Prusianos…, momentos qué permitieron a muchos Cántabros congratularse al ver a Jaime de vuelta por estos lares, aunque vistiendo otros colores y en otra categoría que recordaba tiempos mejores para los de Moreno.

Desde el minuto 1 los Bisontes dejaron cristalinas sus intenciones, desarrollando el juego al ciego con Solis mediante esa bisagra (Giri/Jaba) qué, cual Zipi y Zape, tiene por costumbre castigar la línea de juego contraria.

 Aunque, apostaría un penike por la sonrisa cruzada de Colo y Guayta, cómo buenos anfitriones de ese espacio de terreno apropiado.

Dicho y hecho, Independiente se volcó y Pozuelo sacó a pasear una de sus mejores cualidades, esa defensa desesperante, 10 ´durante los cuales el equipo cántabro aporreó la puerta de los Madrileños sin otro bagaje que su desgaste, aspecto aprovechado por Pozuelo en la línea prevista, así que en dos latigazos de Tristian se plantó en 5 verde y tras diversas fases de pick & go de Colo y sus acólitos, Santi gano la ventaja posando y poniendo por delante al equipo de Pozuelo.

Pero quién dijo miedo…, en la siguiente jugada vimos lo qué no recordábamos (al menos yo), pues el pack verde se llevo por empuje una melé en 5 madrileña poniendo un 7 a 5 de la manera más inesperada para los de Yunque y Salazar pues los de Morado y Amarillo superaban a los de la Bahía, tanto en kilos cómo en solvencia adquirida 

Y finalizando el primer baile, al Independiente se le hizo de noche, Pozuelo de la mano de Tristian concateno en abanico fase tras fase hasta que Solis hizo un picado sobrevolando el ruck madrileño y concediendo una ventaja abierta para qué Avaca dejara su cayado a Carrión y nos deleitara con dos cambios de ritmo por el intervalo para, dentro de la 22 verde y tras un 1 contra 1 de libro, cediera a Alex y este anotara (bien hijo, bien).

Tras la reanudación, el viento siguió estableciendo sus normas, provocando así reiterados errores en el juego al pie (aspecto inmaculado hasta la fecha por Santi).

Pozuelo movió banco antes de qué el viento se lo llevara, dando entrada a Facu y Liviu en la primera línea lo que le otorgó la estabilidad ansiada en las salidas del pack y esos dos segundos más de control para qué Tristian liara la Mundial y cual martillo pilón, castigara sin cuartel al equipo cántabro con un juego de manual, basado en la presión corta y dinámica de continuidad qué, ahora sí, podía desplegar Benja con Sotomayor en cobertura constante.

El reloj a lo suyo, personificando nuestro ancla con la realidad, pues viendo qué hoy Eolo le ganaba la partida a Santi, Guayta recogió el guante abanderando la superioridad ya demostrada en melé, aspecto qué, añadido a los pildorazos de Tristian, provocó un Tsunami de juego ágil y vertical difícil de absolver por los Bisontes, y reflejándose en el ensayo de Tyrone en el 30 de la reanudación.

Los últimos minutos, hasta que Susperregui nos concedió lo más ansiado en dichas circunstancias (el pitido final), transcurrieron acorde al juego desplegado por el equipo de Pozuelo, defensa, defensa, defensa.

IMPORTANTISIMA VICTORIA, en esta primera Jornada de este Grupo ELITE.

¡¡ ENHORABUENA CHICOS, ENHORABUENA AVACA ¡¡

Miguel Ángel Tamayo