CRC Pozuelo Rugby

La mayor escuela de Rugby de Pozuelo de Alarcón

Por Miguel Angel Tamayo

Finalizada la primera fase de este Grupo C, nos deja un cuadro de competición para la DEFINITIVA segunda fase en la que solo cuentan los puntos obtenidos entre los equipos para este grupo de ascenso:

  • Unión Rugby Almería                         21 puntos.
  • Pozuelo Rugby Unión                         15 puntos.
  • CR Málaga                                             12 puntos.
  • Jaen Rugby                                          10 puntos.
  • Industriales                                           9 puntos.
  • CR Majadahonda                                1 puntos.    

Estarán conmigo en qué, en atención a lo acaecido estas últimas jornadas, estos cruces se prevén intensos e ilusionantes.

Sin duda, éste es un formato de competición diferente y único, marcado por la pandemia, pero que nos permite gozar de una segunda fase con duelos equilibrados y de un nivel de emoción e igualdad mayores que en el formato tradicional (al que sin duda hay que darle una vuelta).

Volvamos al partido. En atención a lo indicado, nos encontramos con un primer cruce contra INGENIEROS INDUSTRIALES en su casa, EL CANTIZAL, allí donde da la vuelta el aire.

En petit comité les reconoceré qué me encanta este partido como apertura de la segunda fase. A cara de perro.

De inicio, podríamos valorarlo por clasificación y resultados, pero sería un error. Pues, cogiéndolo por desarrollo, nos encontramos con una partida de Risk sobre el verde, en atención al progreso de ambos conjuntos durante la primera fase…

            Obviamente, hay que tener en consideración que Indus ha tenido dos puntos de inflexión en esta 1a fase de la temporada que han mejorado al equipo, tanto en resultados como en actitud, sensaciones y empatía de vestuario. La conformación de una 1a línea fija y férrea con los refuerzos adquiridos a finales del mes de Noviembre y, más importante, la victoria ante Málaga, contra todo pronóstico, descubriendo el potencial de Gardner en el Back.

            Ambos equipos parten con sus 15 habituales… cuchillo entre los dientes, cómo si no hubiera un mañana.

            Tras el pitido inicial y con un Pozuelo desconocido, quitándose las legañas, Williams vuelve a demostrar que es el más listo de la clase y hace un 13 plano interior con Jenkins que rompe la línea y anota bajo palos (curioso de reseñar que, si la memoria no me falla, es la primera vez que nos rompen la línea de 3 / 4 entre 10-12).

            Cómo mandan los cánones, Pozuelo levantó la mano y únicamente un minuto después, invento una jugada abierta hasta Samu, el qué llegando a la cal y a punto de hacérsele de noche se le debió aparecer Campese, pues optó por sacarse una patada corta a seguir con el interior de su pierna de apoyo (si, han leído bien…). Entrando dicha patada en 22 contraria donde apareció, nuevamente, Lobejón para, tras una zambullida digna del mismo Phelps, levanto un offload imposible, cambiando el juego de lado para que, finalmente, Petit ensayara.

            Dicho lo cual, nos vimos en el minuto 7 con ambos equipos en la línea de salida nuevamente.

            Y, en ese preciso instante, Gardner se hizo con la pelota y metió al equipo de Pozuelo en un agujero de gusano qué auguraba lo sufrido con el equipo Almeriense en la 2a Jornada cuando De Luque nos dejó su tarjeta de presentación.

Pero, este Pozuelo no es el mismo equipo del pasado mes de Octubre. Hemos crecido como grupo,  por lo qué aprovechando con inteligencia su superioridad en el pack, lo qué le concedía un golpe a favor tras cada melé disputada, Pozuelo concadenó SEIS golpes de castigo, golpes perfectamente transformados por Ortega, lo qué cambió la narrativa del partido, estableciendo, mediada la 2a parte, un  23 a 18 favorable a Pozuelo.

            Pero, estamos en el Cantiza, y esos de Azul y Negro son Industriales, y esos, NUNCA bajan los brazos. Por lo qué bien dirigidos por Garcia que movió banco, echando el último leño al hogar en espera de respuesta en el pack y en su línea.

            El movimiento de Miguel era inteligente (cómo no podía ser de otra manera), pues estimó, perdida la melé desde el inicio (lo que conlleva perder a su potencial de tanteo personificado en Petros) renovar su bisagra e intentar dar vida a su línea de 3 / 4 qué pareció dar color en el inicio de partido.

            Pero la vida no se ajusta a nuestros deseos, así como ninguno tenemos un Delorean, por lo que, tras quince minutos de jugar hacía atrás, pues Pozuelo había cambiado de marcha, Industriales sufrió 2 Sin Bin en Cinco minutos, provocados por el incremento de intensidad indicado, dejando el dibujo en el campo de juego de 13 contra 14.

            Y nos encontramos en el minuto 67.

¡Cómo amo este deporte! De repente cambia el viento, Industriales levanta más los brazos en previsión a lo qué prevée que se le viene encima, pero Pozuelo hace click y nos saca una sonrisa desplegando ese juego, ese juego qué Yunke, Salazar y Canosa han tenido a bien regalarnos.

            Y ya nada es igual.

            El balón y el juego es uno, es amarillo y morado, personificado en un chaval de melena morena y un 9 a la espalda que se vuelve omnipresente jugada tras jugada, cerrando una puerta a Industriales con la ruptura de Periel en el 68, que abre un hueco considerable en el marcador (18-30).

            Industriales, como no podía ser de otra manera, siguió peleando, cercando incluso al Pozuelo RU en su línea de 5, pero las fuerzas al final son las qué quedan y no es vano recordar qué Pozuelo es el equipo MÁS ANOTADOR a nivel Nacional de esta temporada, aspecto que supuso que, al toque de la bocina, Avacca (qué bueno que viniste…) rompiera en el intervalo del 14 y 13 de Industriales, fijara y pasara a Samu García para qué ensayara con coraje en la base del banderín (pues no era fácil).

            Después de qué Ortega volviera a sacar su fusil a pasear transformando la patada, se llegó al final del partido con el resultado de 18 a 37 para el Pozuelo Rugby Union.

            Por su parte, Málaga ganó a Jaén (sin bonus) y Almería cumplió ante Majadahonda. Promete el inicio de esta Segunda Fase.